› Introducción
› Mapas
› Galería
› Historia Hacienda
› Medioambiente
› Diario Mural
› Propiedades
› Eventos en Aculeo





Envíanos un e-mail

Atardecer en Aculeo , Julio 2009

La importancia de un Kyoto II en 2009...



Si en diciembre 2009 el mundo alcanza un acuerdo de reducción de CO2 que sustituya a Kioto será en buena medida gracias a Yvo de Boer, el secretario de la convención de la ONU contra el calentamiento global y que recorre el planeta urdiendo uno de los más complejos pactos internacionales.

De Boer, holandés de 54 años, visitó Madrid recientemente y explicó a senadores y diputados que es optimista sobre la posibilidad de que en Copenhague haya un Kioto II en menos de seis meses.

Pregunta. ¿Cómo le explicaría a alguien mayor y que no sabe nada sobre el tema por qué es importante el cambio climático?

Respuesta. La gente mayor, especialmente si vive en el campo, ya nota el cambio. El clima siempre ha cambiado pero ahora vemos cosas que nunca se habían visto en la historia de la humanidad.

P. ¿Hay algo que hacer?

R. Aún podemos hacer algo. Si no actuamos y reducimos las emisiones de gases de efecto invernadero veremos cosas terribles. Eso nos dicen los científicos. Pero incluso si conseguimos estabilizar la concentración de CO 2 en la atmósfera en 450 partes por millón [ahora está en 387, el nivel más alto en más de 650.000 años] y la temperatura sólo sube dos grados el mar subirá más de un metro y eso acabará con numerosas pequeñas islas del Pacífico.

P. Quedan seis meses para la cumbre de Copenhague en la que los países deben acordar un protocolo que sustituya al de Kioto. ¿Habrá un acuerdo completo?

R. Es posible y esencial que sea así pero depende de lo que considere completo. Mi definición de completo es que contenga cuánto tiene que reducir sus emisiones cada país desarrollado; cómo China e India y los grandes países emergentes van a limitar el aumento de sus emisiones y que contenga cuál va a ser la financiación y cómo se va a gestionar. En un año, Obama entrará en la mitad de su mandato y será más complicado. Aunque siempre quedarán flecos y detalles. Por ejemplo, espero que haya un acuerdo para que evitar la deforestación cuente en el objetivo de emisiones. Luego habrá que desarrollar las normas sobre cómo vamos a medir la deforestación.

P. ¿Cree que Obama está haciendo lo suficiente? Su objetivo de estabilizar las emisiones en 2020 respecto a 1990 es menor que lo que Kioto obligaba a EE UU para 2012.

R. El mundo es muy distinto del de 1997. EE UU no se unió a Kioto y con Bush no puso en marcha políticas de cambio climático. El resultado es que las emisiones de EE UU crecieron y hoy emite un 14% más que en 1990. Reducir 14 puntos las emisiones es un esfuerzo significativo y aún puede endurecerse. Europa emite un 8% menos que en 1990 e irá a una reducción del 20%. Eso implica que bajará 12 puntos.

P. ¿Obama podría hacer más?

R. Por supuesto que puede y debe hacer más que rebajar las emisiones al nivel de 1990.

P. ¿China e India están cooperando o es sólo una pose para limpiar su imagen?

R. No. China e India están siendo activos. Como ellos dicen, su prioridad es luchar contra la pobreza y crecer económicamente. Pero China e India trabajan en la eficiencia energética porque la energía es cada vez más cara.

P. Tienen mucho carbón barato, ¿por qué debería importarles?

R. Les preocupa porque ya están viendo los efectos del calentamiento. Además, el carbón, especialmente el de mala calidad, genera muchos costes de salud por contaminación en las ciudades. También hay factores económicos: en China el carbón está en una zona y el crecimiento económico en otra. Hay que transportarlo y por eso China importa mucho carbón de Australia. Y eso tiene un coste económico.

P. La UE propone ir a dos toneladas de CO2 por habitante en 2050, cuando un estadounidense emite 20 y un europeo 10. ¿No hace falta una revolución para eso? ¿Es realmente posible?

R. El 80% de las emisiones de CO2 tiene que ver con la energía. Si cambias el sistema energético puedes reducir las emisiones un 80%. Dentro de eso, el transporte supone un 24%. Si conseguimos pasar con un coste razonable a motores eléctricos o células de combustible, eso retira el 24%. Si quieres ir de vacaciones tres veces al año ya hay experimentos para usar biocombustibles en aviones. Incluso ya es barato compensar las emisiones de tus vacaciones plantando árboles. Pero necesitamos ponerle precio al CO2. No tengo problema en que alguien use un todoterreno en la ciudad, viaje en avión tres veces al año o use calefacción exterior, pero tendrá que pagarlo caro.

P. ¿Qué Gobierno va a hacer eso? ¿Quién va a decir claramente que la electricidad va a subir?

R. Uno de los retos es que todos los Gobiernos lo hagan a la vez. Si quiero dejar la basura en la calle tengo que pagar para que alguien la recoja. Pero por qué debería pagar para que tú dejes gratis la basura en la calle. Ésa es la situación actualmente. En países industrializados puedes contaminar la atmósfera sin pagar. Y eso tiene que cambiar.

P. El Gobierno español acaba de subir impuestos a la gasolina y la oposición ha cargado contra él.

R. Hay que reflejar la contaminación en el precio de las cosas. El alza del precio del petróleo antes de la crisis nos enseñó que si los precios suben lo bastante se reduce el consumo y la gente cambia de hábitos. Subir el precio funciona. Otra cosa es que a la gente le guste y te vuelva a elegir en la siguiente votación.

P. ¿Se ha perdido concienciación pública sobre el calentamiento desde 2007, con el Nobel de la Paz a Al Gore, la cumbre de Bali?

R. La crisis ha afectado. La gente y los Gobiernos están preocupados en relanzar la economía. Eso es innegable. Y creo el mensaje de los científicos ha calado y la gente quiere que sus políticos actúen, pero que lo hagan de forma coherente y sensible.

P. En España hay un gran debate sobre la energía nuclear. ¿Qué opina?

R. No voy a entrar en la política española.

P. En general, ¿cree que la energía nuclear desempeñará un papel contra el cambio climático?

R. La seguridad y los residuos son todavía un problema de la nuclear. Pero esta energía desempeñará un papel importante en el mundo.

P. ¿Mayor que el actual?

R. Sí. En China e India el aumento de la energía nuclear es la alternativa al carbón. Y si van al carbón subirán las emisiones.

P. Renovables, captura de CO2, nuclear, biocarburantes... Todo reduce las emisiones y todo tiene detractores.

R. Hay una discusión entre el petróleo y los biocarburantes para el transporte. Y el carbón con la nuclear, las renovables y la captura de CO2 para producir electricidad. Y sí: cada solución crea un problema.

P. ¿Cree que la caída de la industria del automóvil de Detroit demuestra cómo contaminar al final es perjudicial para la economía?

R. La industria americana del automóvil ha respondido a las demandas de los consumidores y al marco legal que tenían. Si el Gobierno mantiene la gasolina barata y los consumidores quieren coches grandes no puedes culpar a los fabricantes por hacer coches grandes. Es una estrategia estúpida. Pero las compañías de automóviles que han invertido en coches eléctricos o híbridos han abierto nuevos mercados y se han anticipado a las circunstancias. La mayoría son empresas japonesas, porque en su mercado tenían legislaciones muy duras y precios muy altos. Así que apretar a la industria en esa dirección al final da buenos resultados.