› Introducción
› Mapas
› Galería
› Historia Hacienda
› Medioambiente
› Diario Mural
› Propiedades
› Eventos en Aculeo





Envíanos un e-mail

Aculeo, Julio 2010

Los Ecosistemas de la Laguna de Aculeo


por Pablo García Chevesich
Ingeniero Forestal
Master en Ciencias y Ph. D.


Chilenos todos: Les escribo para comunicar la situación que se está viviendo en los ecosistemas de la laguna de Aculeo.

El cuerpo de agua, de unos 2.000 años de edad, ha sido víctima del impacto producido por numerosos atentados a la naturaleza, todos provocados por el hombre.

En primer lugar, los agricultores, quienes buscan los mejores precios en la Vega Central de Santiago, tratan de obtener sus productos agrícolas lo antes posible, para lo cual fertilizan sus cultivos con productos ricos en fósforo, nitrógeno y potasio, entre otros (además de los pesticidas). Tarde o temprano, dichos nutrientes van a parar a las aguas de Aculeo, provocando una excesiva actividad biológica, la cual disminuye los niveles de oxígeno a tal punto que los seres de mayor envergadura (i. e. los peces) mueren irremediablemente.

Así mismo, los microorganismos al morir se van depositando en el fondo del lago, disminuyendo cada año la distancia entre el fondo y la superficie acuática. Como si fuera poco, los caudales utilizados para el riego de cultivos y jardínes se incrementan cada año, descendiendo los niveles freáticos, sumándose también los efectos del cambio climático en la disminución progresiva de las precipitaciones en la zona central de Chile.

Por otro lado, en los últimos 10 años se han construído miles de casas de veraneo y condominios al rededor del lago, e incluso en los cerros. Las empresas constructoras e immobiliarias se las arreglan para encontrar nuevos lugares aptos para la venta de terrenos. Aparte de la remosión absoluta de miles de ecosistemas únicos en el mundo, las actividades de construcción son las causantes principales de sedimento, el cual se deposita directamente en las aguas de la laguna.

Cientos de lanchas y veraneantes también contribuyen al deterioro de las aguas de Aculeo, sin mencionar la existencia de una estación de venta de combustible en zonas de alto oleaje (Camping Pintué), produciéndose derrames directamente a las aguas. Además, la baja calidad de los sistemas sépticos es una fuente importante de nutrientes que también van a parar a las aguas, por escurrimiento subterráneo.

Mientras que grupos ambientalistas como EcoAculeo luchan agresivamente por salvar los ecosistemas de la laguna, los campesinos siguen fertilizando, las immobiliarias siguen construyendo y las lanchas continúan aumentando en número.

La única solución para salvar los ecosistemas de dicha laguna es un adecuado manejo de cuencas, concepto que aún no se ha aplicado.

No se puede obligar al campesino a que no fertilice, pues tiene una familia que alimentar. Del mismo modo, la población sigue creciendo y constitucionalmente es difícil frenar el desarrollo urbano y recreacional en el área. Sin embargo, si los propietarios de las casas de veraneo, quienes poseen contactos con el nivel gerencial en supermecados, se agrupasen para proponerle a los campesinos que comienzen una agricultura orgánica, para así vender un producto a un mejor precio, la situación podría revertirse. Si los propietarios consiguiesen los clientes, entonces los campesinos ya no tendrían que desembolsar dinero en fertilizantes. Por otro lado, el fango localizado en el fondo de las aguas es un excelente fertilizante para dichos cultivos, diría el mejor fertilizante del mundo (aunque no orgánico), el cual podría comercializarse también por los agricultores, para ser utilizado en el rubro forestal.

En cuanto a la actividad del rubro immobiliario, la Alcaldía de Paine podría establecer una norma de control de la erosión y sedimentación para sitios en construcción. En los Estados Unidos existe inclusive una ley que prohibe estrictamente la liberación de sedimentos en dicho rubro, pues los sedimentos son el contaminante principal de la mayoría de los cursos de agua en el mundo. Con respecto a la estación de servicio flotante, se pueden construir estructuras de control de oleaje a muy bajo costo. Lamentablemente, nadie está dispuesto a la prohibición de las lanchas en Aculeo (medida aplicada en otros países con excelentes resultados ecológicos), por lo que es ahí donde hay que aplicar mayor presión.

Esto es el arte del manejo de cuencas, la ejecución de planes en los que todos participan y todos se benefician. Chile aún está en pañales en cuanto al manejo integrado de los recursos naturales a nivel de cuencas hidrográficas.

Sin embargo, la situación de Aculeo está ocurriendo en gran parte de los lagos del planeta, por lo que tratar de remediar el problema de Aculeo, sería un excelente ejemplo para la humanidad.

Un saludo,

Pablo García Chevesich

Enero 2008

Si desea contactarse directamente con Pablo, puede hacerlo en su sitio web: www.freewebs.com/pablogarciach