logo



lagunadeaculeo.com

chinita chilena

Envíanos un e-mail
detalle oleo Edward Hopper (1882-1967)  "People in the Sun"

La palabra “Naturaleza”
en la tradición de la cultura Occidental.

En estos últimos tiempos se han realizado y publicado varias investigaciones que son seguimientos de conceptos e ideas fundamentales, que acompañan el despliegue de lo que ha sido nuestra cultura. Quizás con un sentido de re-visión y evaluación del transcurso que nos ha traido a las condiciones actuales de la civilización, estas investigaciones nos han ayudado a comprender mejor las encrucijadas del tiempo actual con más profundidad y que puede constituir hoy una buena decisión en la continuación de la cultura.

La palabra “Naturaleza” y las palabras y significados asociados a ella, así como la transformación de esos significados, constituyen quizás, uno de los núcleos fuertes de la visión de mundo de los occidentales. Mi idea es acometer las grandes etapas de generación y cambio del sentido de “Naturaleza” donde creo que desde ya se puede distinguir:

1) El momento griego, inicial y fundacional para todo lo que es y ha sido Occidente; cuando a los griegos les sucedió desprenderse de una relación mítica de las cosas, con la Naturaleza, la que llamamban physi y que no era precisamente lo mismo que nosotros entendemos por ella. También se soltaron de los dioses, de los héroes y las fuerzas y comenzaron a creer y a vivir según lo que llamaron el pensamiento, la lógica y la ciencia/episteme. Crearon entonces, la idea de “ser”, de “verdad” que después fue entendido como “naturaleza de las cosas”, nociones que señalan todo lo que hemos hecho en 25 siglos . En fin, los griegos son la transición del Mythos al Logos;

2) El momento Latino de la traducción de la cultura griega tardía , tan importante, porque sobre esas interpretaciones romanas se fundará la cristiandad, y porque de allí saldrá lo propiamente “occidental”;

3) El momento de la Cristiandad, cuando apareció efectivamente la palabra “naturaleza” y se mezcló la razón filosófica con el Judaismo monoteista, cuando el Dios único ordenó el mundo y creó a todas las creaturas, donde se incubó la idea de Europa de la cual somos, como sea, hijos;

4) El momento del quiebre del mundo antiguo y la aparición de lo moderno y de cuanto llamamos modernidad: cuando apareció el pensamiento de lo natural como ciencia de la naturaleza; cuando llamamos eso allá “objeto” de conocimiento y descubrimos en nosotros algo como la “subjetividad”, el momento del segundo desprendimiento: la sepación de objeto/sujeto.

5) El momento cuando la experiencia humana occidental se volvió completamente reflexiva y descubrimos la idea de revoluciones, de la construcción y corrección de la realidad : cuando la naturaleza se nos apareció explicitamente, como uno de los dos campos de dominación (el otro, nosotros mismos, el individuo y la sociedad. Epoca del progreso, esto es, cuando Occidente creyó que nuestra separación de la Naturaleza, era la condición necesaria para trascenderla;

6) El momento de las dudas y el comienzo de los nubarrones en varios sentidos. A fines del siglo XIX con Nietzsche y después Freud y la decadencia de Occidente de Spengler y la larga procesión de miradas escépticas sobre el siglo XX. Historia de desfondamiento de certezas, de crítica de la cultura entendida como una historia de revoluciones y derrumbes en las ciencias, en la sociedad del hiper desarrollo de las tecnologías, donde el poder sobre lo natural y real se agiganta a niveles monstruosos . Epoca de trastornos en las nociones de “verdad” y “Naturaleza” en la filosofía de las ciencias.

por Fernando Viveros Collyer
Instituto de Filosofía
P.Universidad Católica de Chile