logo



lagunadeaculeo.com

chinita chilena

Envíanos un e-mail
imagen de la tierra desde la Estacion Espacial Internacional

El Planeta Hogar

Testimonios de algunos de los astronautas que han viajado al espacio que fue editado y publicado en 1989 en el libro "The Home Planet" de Kevin W. Kelley y la "Association of Space Explorers" (Addison-Wesley Publishing, New York y Mir Publishers, Moscow), En esta publicación, astronautas de varias nacionalidades revelan sus sentimientos y reflexiones (con fotografías inéditas) sobre tan singular experiencia, muchos de ellos con prolongada permanencia en el espacio y otros que han viajado la Luna. Aqui escojimos algunos de estos textos y que tanta importancia adquieren hoy.


Escuché la palabra "ignición" y sentí y escuché el tremendo poder que estaba siendo liberado bajo el cohete que comenzaba a levantarme lentamente fuera de la tierra. Eran momentos de suprema elación, de relajación de tensiones. Caían lágrimas en mis mejillas aquella mañana
James Irwin
EE.UU.


Cuando el motor se detuvo, desabroché el cinturón de mi asiento y estaba flotando. Supe que estabamos en órbita, debíamos hacer entonces, una maniobra para llegar a mayor altura. Pero justo antes de hacer el encendido, floté desde la mitad de la nave hacia el puesto de control de vuelo al lado de mis colegas, miré por la ventana y no lo pude creer!. Los rayos del sol estaban entrando y podía ver el océano atlántico justo debajo mío. Miré a los tres y estaban por hacer la maniobra de encendido cuando pensé , ¡ como pueden hacer eso ahora, miren afuera !.
Joseph Allen
EE.UU


Las blancas y redondeadas nubes, los infinitos tonos azules del océano hacen que el sonido de los sistemas de la nave, el contacto radial, y aún nuestro propio respirar, desaparezcan. No existe viento, frío u olor que nos diga que estamos conectados con la tierra. Estamos en una fría plataforma, distante y tan conmovedora que difícilmente puedes creer la fuerte atraccción emocional que tenemos con esas manchas blancas y esa tierra, moviéndose lentamente allá abajo
Thomas Stafford
EE.UU.


Ví por primera vez en mi vida el horizonte como una curva. Estaba acentuada por una delgada capa de luz azul oscura, nuestra atmósfera. Obviamente no era aquel océano de aire que había escuchado tantas veces en mi vida. Quede impactado por su frágil apariencia.
Ulf Merbold
República Federal Alemana


Decidí dejar de trabajar con la linterna en la oscuridad. Levanté el visor de mi casco y comenzé a buscar constelaciones. Mirando hacia el espacio quedé impresionado con la oscuridad. Sentí mi piel apretada en mi espalda y mi pelo erizado en mi cuello. Me acordé de un pasaje de la biblia en que habla del "horror de la gran oscuridad ". Ed y yo quedamos mudos por unos momentos y despues hicimos comentarios impactantes para describir el profundo efecto que tuvo en nosotros. i Eso si es oscuridad !
William Pogue
EE.UU.


Cuando era niño tenia sueños como el salir corriendo por mi calle hacia abajo y saltar a los aires y volar por mi mismo. Es asi el flotar en el espacio.
Robert Gibson
EE.UU.


Desde el espacio vi la Tierra con una indescriptible belleza sin las marcas de las fronteras nacionales
Muhammad Ahmad Faris
Siria


Un espera los azules o verdes, blancos o cafés pero.... los rosados, los violetas, amarillos. Solo puedo pensar en los colores que uno experimenta viendo nuestro planeta por primera vez desde el espacio.
Byron Lichtenberg
EE.UU.


Esta belleza consiste en tonos sutiles, el milagroso equilibrio de tonos suaves y brillantes. Solo un niño con su inocencia podría comprender la pureza y el esplendor de esta visión
Patrick Baudry
Francia


El primer o segundo día mirábamos hacia nuestros países, el tercer y cuarto día indicabamos nuestros continentes, al quinto dia todos eramos conscientes de una sola tierra.
Sultan Bin Salman al Saud
Arabia Saudita


Trajimos con nosotros pequeños peces a la estación orbital para realizar algunas investigaciones. Después de dos semanas, empezaron a morir. Que pena sentíamos por ellas. Que no hicimos para salvarle las vidas. Aún así en la tierra tenemos gran placer por cazar y pescar. Cuando estás solo y lejos de cualquier vida terrenal esta es, especialmente bienvenida
Vitaly Zholobov
URSS


En la estación espacial Salyut que por seis meses fue nuestra oficina y hogar nos decíamos mutuamente, somos hermanos. Yo soy tú y tú eres yo.
Valery Ryumin
USSR


Cuando miramos hacia el cielo nos parece que no tiene fin. Respiramos sin pensarlo, naturalmente. Pensamos, sin considerar el océano de aire en que estamos y cuando te sientas en una nave espacial que te saca de la tierra y en 10 minutos atraviesas esta capa de aire y después de eso, no hay nada!. El "interminable" cielo azul, el océano de aire que nos da respiración y que nos proteje de la interminable oscuridad y muerte, es una fina película infinitesimal. Que peligroso es amenazar esta capa intangible, este conservador de la vida
Vladimir Shatalov
URSS


Mis fronteras mentales se expandieron cuando vi la tierra delante del oscuro e inhóspito vacío. Mi cultura, rica en tradiciones, me a enseñado a mirar más allá de las limitaciones y prejuicios humanos. Uno no deberia salir al espacio para llegar a este sentimiento !.
Rakesh Sharma
India


Ahora se porque estoy aquí, no para una mirada cercana de la Luna, sino, para mirar hacia nuestro hogar, la Tierra.
Alfred Worden
EE.UU.


Desde el espacio me vi simplemente como una persona más entre los millones y millones que han vivido, viven y vivirán sobre la tierra. Inevitablemente, esto le hace a uno reflexionar sobre su propia existencia y la forma en que debemos vivir nuestras cortas vidas, plenamente, disfrutando. . .compartiendo.
Rodolfo Neri-Vela
Mexico


Después de dieciocho dias de una misi6n espacial estaba convencido que todo el espacio visible, el oscuro vacío, las blancas y continuas estrellas y planetas estaban sin vida. Pensar que la vida y la humanidad podrían ser únicos en el universo infinito me deprimió y me puse melancóico, como también, me motivó a evaluar todo de manera diferente. La natura1eza a sido infinitamente generosa con nosotros, creó la humanidad, se desarrollo y creció fuertemente. La naturaleza nos brindó todo lo que creó en los billones de años de desarrollo inanimado. Hemos crecido fuertes y poderosos, pero, ¿ como hemos respondido a este bienestar ?
Yuri Glazkov
URSS


Cuando volví después de 12 días de un viaje a la luna, podía apreciar pequeñas cosas como sentarse en una silla y sentir la presión en mi espalda, poder caminar en ropa normal, poder comer con un tenedor , acostarse y quedar en esa posición, oler cosas, apreciar las sensaciones de la tierra, escuchar sonidos, realmente. Estabamos en un ambiente en donde traiamos los sonidos con nosotros, porque el espacio no tiene sonidos es vacío. Esto es cierto igualmente en la Luna. Un mundo sin sonidos, sin olores, "sin sentido".
James Irwin
EE.UU.


Para aquellos que han visto la tierra desde el espacio, y los cientos o quizás miles que lo harán, la experiencia ciertamente cambia nuestra perspectiva. Las cosas que compartimos en este, nuestro mundo, son lejos más valiosas que aquellas que nos dividen.
Donald Williams
EE.UU.



Siempre pensé que es curioso que en la Luna todas las estrellas circulan alrededor de uno pero no tan rápidamente como lo hacen aquí en tierra, alli giran una vez cada veintiocho días en vez de 24 horas y el Sol se mueve alrededor de uno de la misma manera. Pero la tierra, que es el objeto más grande en el firmamento, está siempre en el mismo lugar. Pensé, que si hubieran existido antiguos hombres en la luna en vez de la tierra, ellos habrían tenido muchas dificultades en determinar que es lo que pasaba exactamente ya que todo esto ocurre lentamente, excepto la tierra que siempre esta en el mismo lugar. Estaba casi seguro que las culturas antiguas estarían muy inquietas acerca de la Tierra y hubieran pensado que era algo como un ojo, porque cambiaba de azul a blanco y se vería algo que se mueve allá arriba, como un ojo coloreado.
Alan Bean
EE.UU.


Antes de volar yo estaba consciente de cuan pequefio y vulnerable es nuestro planeta, pero solamente cuando lo vi desde el espacio con toda su belleza y fragilidad me di cuenta que la tarea mas urgente de la humanidad es amar y preservar nuestro planeta para las futuras generaciones.
Sigmund Jaha
República Democrática Alemana


Estube enamorado del cielo desde pequeño. Y cuando volé, quería ir más alto hasta llegar al espacio y ser el" hombre de las alturas". Durante los ocho días de mi misión espacial, me di cuenta que la humanidad necesita "altura", primeramente para comprender mejor a nuestra sufrida... Tierra. Para ver, lo que no podemos ver de cerca. No solamente para amar su belleza, sino también para asegurarnos de no hacerle el menor daño al mundo natural
Pham Tuan
Vietnam


Durante el vuelo espacial la mente de los astronautas se modifica. Habiendo visto el Sol, las estrellas y nuestro planeta desde el espacio nos transforma en seres más llenos de vida, más suaves. Empiezas a ver las cosas vivientes con mucha mas consciencia y también empiezas a ser mas amable y paciente con las personas que te rodean. Al menos eso me ocurrio a mí.
Boris Volynov
URSS


Llevabamos muchos tipos de grabaciones: Conciertos, música popular pero al final del vuelo escuchabamos flolklor ruso. También teníamos grabaciones de los sonidos de la naturaleza. El trueno, la lluvia, el cantar de las aves. Finalmente volvíamos frecuentemente a ellas y nunca nos cansabamos de ellas. Era como si nos llevaran de vuelta a la tierra.
Anayoly Berezovoy
URSS


Levedev nunca antes habia plantado, pero en la estación orbital se apresuraba cada mañana a nuestro oasis, casi antes que se abrieran sus ojos. Tenía plantada cebada y pimienta
Anayoly Berezovoy
URSS


Es imposible de imaginar cuanto placer nos brindo este verde oasis de vida terrena. lncluso llegamos a decir "ven vamos a dar un paseo al bosque" Para el ojo humano habituado a la vegetacion en la tierra las plantas vivas dan tranquilidad. Aun durmiendo al lado de esos pequeños brotes, se dormía mejor.
Georgi Grechko
URSS


Un extraño sentimiento de dicha me invadió cuando el modulo aterrizó, giró y se detuvo. El clima era voluptuoso y olía la tierra indescifrablemente dulce y profunda y con viento, que placer sentir el viento después de largos días en el espacio
Andriyan Nikolayev
URSS


Al bajar estaba tan feliz de ver la tierra ya cubierta por la primera fina capa de nieve de otoño. Quería tirarme al suelo, abrazarla y apretar mis mejillas en ella.
Georgi Shonin
URSS


En vez de una búsqueda intelectual, tuve repentinamente una sensaci6n en las entrañas de que algo muy diferente estaba ocurriendo. Viendo esta tierra y viendo este planeta azul-blanco flotando y sabiendo que está orbitando el sol, viendo el sol, viéndolo contra ese fondo de un profundo negro terciopelado, tuve la certeza que existe un propósito, un flujo de energías, de tiempo, de espacio... que está más allá de la habilidad del hombre de entenderlo, de repente sentí una manera no racional de comprensión, de entendimiento, que estuvo más allá de mis experiencias anteriores. El universo es mucho más que un aleatorio y caótico movimiento de partículas moleculares. Viajando de vuelta a 240 mil millas de la Tierra por el camino de las estrellas, experimenté un universo inteligente, amoroso y armónico
Edgar Mitchell
EE.UU.


Cuando recuerdo mi caminata espacial y de aquellos instantes en que puedo darme cuenta de lo que realmente estaba ocurriendo en ese lapso de tiempo, en que una cámara no funciona. Miro y veo todo este espectáculo que se desarrolla bajo mis ojos, porque no estoy dentro de la nave, no hay ventanas donde mirar hacia fuera. Estoy fuera, sin límites, viajando a 17 mil millas por hora, atravesando el espacio, el vacío y no hay sonidos. Hay un silencio de una profundiad que nunca has experimentado antes y este silencio contrasta fuertemente el escenario que estás viendo y la velocidad con que sabes que te estás desplazando. Y meditas acerca de esto y porque. ¿ Es que me merezco esta experiencia fantástica. ¿ Me la he ganado de algún modo ? Soy elegido por Dios para tener esta experiencia que otros no pueden tener? Y tu sabes que la respuesta es no. No has hecho nada para merecer esto, para ganártelo, no es algo dirigido especialmente para tí. Tu lo sabes en ese momento y te llega tan claramente... eres el elemento sensor del hombre. Miras hacia abajo y aquellos seres humanos son como tu, ellos son tú mismo y tu los representas en cierto modo. Tu estás aquí como el elemento sensor y esto me produce un sentimiento de humildad. Es un sentimiento en que sientes que tienes una responsabilidad. No es para tí mismo. Es por esto que estás ahí fuera. Y ahí reconoces qiue eres una pieza dentro de la vida. Estas ahí al frente y tienes que traer algo de vuelta. Y esto se transforma en una responsabilidad muy especial, te dice algo acerca de tu relación con eso que llamamos vida. Y esto es un cambio, algo nuevo. Y cuando vuelves a tierra hay algo diferente en ese mundo. Hay una diferencia en la relación entre tú y el planeta, con todas las formas de vida en ese planeta, porque has tenido esta experiencia. Hay una diferencia para mi, divina.
Russel Schweickart
EE.UU.



Fuimos a la Luna como técnicos y volvimos humanistas.
Edgar Mitchell
EE.UU.



En el espacio uno tiene una clara impresión que existe una área virgen en el universo en el cual el hombre civilizado tiene la oportunidad de aprender y crecer sin la influencia de presiones añejas, algo así, como la mente de un niño que no está manchada de miedos adquiridos u odio, codicia o prejuicios.
John Glenn
EE.UU.



Mirando la oscuridad del espacio, salpicada con la gloria de un universo de luces, vi majestad pero no bienvenida. Ahí abajo está el planeta acogedor. Ahí, contenida en una fina, dinámica, increiblemente frágil capa protectora "la biosfera" está todo lo querido. Todo el drama y comedia humanas. Ahí es donde esta la vida. Ahí es, donde está todo lo bueno.
Loren Acton
EE.UU.